Apple y los tornillos

Desde 1977 hasta 1981 gran parte del éxito de Apple se debió a las muy buenas ventas de la Apple II, la computadora personal diseñada por el verdadero genio detrás de Apple: Steve Wozniak. Uno de los detalless que hacía a la Apple II muy popular era la posibilidad de abrirla, agregarle tarjetas o elementos adicionales; esta computadora personal era el paraiso de los que les gustaba trastear con su equipo.

Luego, a principios de 1984, Apple lanzó al mercado la Macintosh, la cual no tuvo inicialmente el éxito de ventas esperado. En el diseño de esta computadora se puede apreciar, por contraste, las visiones distintas de Steve Jobs y Steve Wozniak. Wozniak creía en hacer un equipo que el usuario pueda abrir, mejorar y en definitiva trastear con él; Jobs creía en hacer un producto cerrado (nos referimos cerrado en el sentido físico; sobre lo cerrado a nivel software da para muchas otras entradas) al cual los usuarios no pudiesen acceder ni mejorar (tampoco incluía bahías de expansión para tarjetas adicionales).

Apple Macintosh de 1984

Apple Macintosh de 1984

Esta visión de Jobs se manifiesta de manera patente en un detalle aparentemente trivial: se diseñaron tornillos que no podían ser retirados utilizando los desarmadores disponibles en el mercado, lo cual dificultaba sumamente el acceso al interior del equipo y las posibilidades de ampliar su capacidad o trastear con él. Sin embargo, es posible que dicha estrategia haya rendido frutos en el largo plazo, porque los usuarios finales en los cuáles estaba pensado el producto no tenían interés en abrirlo o mejorarlo.

Muchos años después Apple volvió a hacer nuevamente lo mismo con el iPhone 4: utilizó tornillos (denominados Pentalobe) que no podían ser retirados con desarmadores convencionales. Lo peor de todo, es que aquellos usuarios que llevaban sus teléfonos al servicio técnico de Apple los recibían de vuelta con los tornillos remplazados por los tipo Pentalobe.

iPhone 4

iPhone 4

Tornillos Pentalobe

Tornillos Pentalobe

Además Apple también ha utilizado este tipo de tornillos en sus computadoras portátiles para impedir o dificultar sumamente el acceso a la batería y otras secciones internas de las mencionadas portátiles.

Lo interesante es que como respuesta (a una escala menor, por supuesto) se diseñaron deliberadametne desarmadores que sí pudiesen retirar los tornillos del iPhone 4; también se han empaquetado “kits de liberación” para retirar los malignos tornillos nuevos y reemplazarlos por tornillos estándar.

Como conclusón, un detalle tan pequeño describe bastante bien a esta compañía.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s